Seleccionar página

Todo ente económico lucrativo busca obtener el máximo beneficio con el menor costo, sin embargo no dar la debida importancia al tema de la liquidez puede llevar a las empresas a caer en una crisis que no le permita cubrir sus compromisos laborales y con proveedores es por ello que en esta ocasión pondremos cara a cara la rentabilidad vs liquidez.

Imaginemos que “La Pyme SA de CV” está por incorporar a su catálogo un nuevo producto que le deja un margen bruto del 60% y con ello pasará a ser el producto más rentable que maneja la compañía.

Debido al amplio margen que deja el producto, el dueño no escatima en robustecer a su fuerza de ventas, autorizar un presupuesto holgado en marketing y considerar ampliar la capacidad instalada en su bodega.

Todos los conceptos antes mencionados le van a generar una erogación adicional por $400,000 los primeros tres meses y $250,000 a partir del cuarto

mes.

Su contador basado en la información proporcionada realiza la siguiente proyección de estado de resultados.

El dueño observa que al final del año va a obtener una utilidad neta de 1.5 millones (18.4% s/VN) y confirma su visión de que al final del año obtendrá un resultado positivo en el nuevo proyecto.

Sin embargo ninguno de los dos considera el efecto que tendrá el hecho de que el proveedor de la mercancía no les dará crédito y que a tod

os sus clientes actuales los tienen con créditos que van desde los 30 a los 45 días y algunos llegan a los 60 días.

Ese solo hecho les hará meterse en problemas de liquidez y dependerán de la obtención de financiamiento ya sea de una institución bancaria o de lograr negociar con el proveedor plazos de crédito alineados con los plazos otorgados a sus clientes. Si no lograran el apoyo del proveedor y de alguna institución bancaria, de nada serviría tener una utilidad bruta del 60% de la venta del nuevo producto, dado que por la falta de efectivo se verían imposibilitados a pagar los gastos de nomina adicionales y cubrir los compromisos con el proveedor.

Por ello en la planeación financiera de una empresa es importante considerar que el estado de resultados nos arroje utilidad sin embargo debemos incorporar a la proyección el flujo de efectivo y que este nos arroje un saldo positivo.