Seleccionar página

El contador público puede ser dentro de las empresas en la que participa, si se lo propone, un excelente aliado para el crecimiento económico y desarollo de las organizaciones.

Para ello, además de tener conocimientos técnicos en contabilidad e impuestos debe desarrollar habilidades que le permitan agregar valor a todo ese conocimiento adquirido y acumulado a lo largo de su trayectoria profesional.

Habilidades que debe tener el contador publico:

Liderazgo.

Debe desarrollar la habilidad de liderar equipos de trabajo con una visión a mediano y largo plazo, que motive el desarrollo y priorice al equipo y no al individuo. Y tal vez suene muy trillado pero no es lo mismo ser jefe que ser líder, el liderazgo inspira a seguir, al jefe se le sigue “por que se le tiene que seguir”.

Administración del tiempo.

Esta habilidad te permitirá centrarte en lo que realmente impacta y genera valor para ti y tu equipo de trabajo. Llevar una agenda, utilizar herramientas como evernote, trello, google calendar, entre otras te ayudaran a priorizar y organizar todas esas responsabilidades y actividades que tienes que gestionar y realizar en tu día a día.

Negoci
ación
.

Desarrollar la habilidad de negociación, te permitirá estar satisfecho con la mayoría de los resultados que obtengas porque estarán muy alineados con tus objetivos. La mejor negociación a largo plazo es en la que las partes involucradas perciben claramente una ganancia, no consideres que saber negociar es que tu ganes y que los demás pierdan, eso si acaso te será útil en el inmediato plazo pero nunca a mediano y mucho menos a largo plazo.

Trabajo orientado a resultados.

Cada plan, objetivo y/o tarea debe estar claramente marcada, debes de ser exigente con el resultado que esperas y ese resultado no puede ser igual ni menor al que ya hayas conseguido anteriormente. Tampoco debe ser exageradamente mejor puesto que será muy probable que termines frustrado por no conseguir el resultado esperado. El resultado esperado debe estar claramente alineado con tus conocimientos, capacidades, habilidades y con el equipo profesional del que te hayas decidido acompañarte, no puedes pedirle peras al olmo.

Creatividad y resolución de problemas.

Debes de llegar con soluciones, no con problemas. El más fácil identificar los problemas que determinar la solución adecuada para cada uno de ellos. La creatividad en la resolución de pro

blemas es el famoso “pensar fuera de la caja”. Créeme, no es cosa fácil pero, si ponemos atención a lo que decía Abraham Lincoln en su frase: “Dame seis horas para cortar un árbol y pasaré las primeras cuatro afilando el hacha”, comprenderemos que la parte más importante al momento de resolver la forma de hacer una cosa o resolver un problema es el tiempo que le dedicamos a encontrar la mejor manera de resolverlo.

Delegación y supervisión.

Tu tiempo y tu energía son limitados, no puedes hacer más allá de lo que es posible, si no aprender a delegar lo que dominas y a supervisar lo que no dominas pero tienes una amplia experiencia, no podrás dedicarte a mejorarte a ti mismo, en conocimientos, habilidades y competencias.